Menú

Niños y adolescentes

Niños y adolescentes

Las reglas del transporte de los pasajeros más jóvenes y la clasificación por etapas de los niños varía de acuerdo con la compañía aérea.

Clasificación

  • Bebés – de 0 a 2 años
  • Niños – generalmente desde los 2 a los 11 años
  • Adolescentes – de 12 a 17 años
  • Adultos – A partir de los 18 años en adelante

Las categorías anteriores pueden variar de acuerdo con el reglamento de cada aerolínea.

Descuentos

  • Los descuentos para los bebés que viajan en brazos de un adulto suelen ser hasta del 90%, e incluso, en ocasiones, estos bebés viajan gratuitamente.
  • Para bebés que viajan en un asiento separados, los descuentos son generalmente los mismos que para los niños entre los 2 y 12 años.
  • Los descuentos son determinados por las condiciones de la tarifa. El nivel de descuento más usado es de 33%.
  • Muchas veces, los tiquetes en promoción no aplican el descuento extra por la edad del pasajero.

Viajes en los que los niños cumplen los dos años

Si durante el viaje planeado, el niño va a cumplir los dos años de edad, o alcanzara el límite de edad considerado por las aerolíneas para dar el mayor descuento posible, se debe considerar antes de realizar la reserva, pues esto podría presentarse para confusión y problemas más adelante. Dependiendo del tipo de vuelo, existen varias maneras para hacer la reserva de la forma correcta.

En el caso de las aerolíneas regulares, tenemos dos opciones:

  1. La primera forma es comprar los pasajes de ida y vuelta por separado. En el caso del primer pasaje, el bebé aún contará con los descuentos pensados para bebés (generalmente del 90%). Para el segundo pasaje, el bebé únicamente contará con el descuento para niños (generalmente del 33%). Esta solución, sin embargo, no es beneficiosa, ya que el infante tiene que estar en la misma reserva que su responsable, y como el pasaje de ida en las aerolíneas regulares suele costar casi lo mismo que el tiquete de ida y vuelta, comprar sólo el de ida para aprovechar el descuento del bebé puede incrementar los costos notablemente.
  2. La segunda manera es comprar un pasaje único de ida y vuelta sin el descuento concedido para los bebés. En este caso se debe realizar la reserva para “niño” y no para “bebé” en la búsqueda de vuelos. Esta solución es más favorable, pues aunque no usamos el descuento concedido para bebés en el vuelo de ida, el saldo final será positivo para los pasajeros.

Vuelo correcto para garantizar tu comodidad

  • Intenta escoger vuelos directos cuando viajes con niños o adolescentes
  • En caso de tener que elegir vuelos con escalas, intenta escoger aquellos en los que el tiempo de espera no sea muy largo ni de noche.
  • Al realizar trayectos largos con un bebé, elige los vuelos que comienzan en la noche y terminan en la mañana, para que así el (los) niño(s) pueda(n) dormir.

Preparación para el vuelo

Para asegurar la comodidad de los niños y/o adolescentes durante el vuelo, lo mejor es contar con los siguientes elementos para el vuelo:

  • Una cobija pequeña para protegerlos del aire acondicionado.
  • Medias calientes para evitar el frío en los pies.
  • Algún videojuego, libro o peluche.
  • Pañales, mudas de ropa y pañuelos húmedos.
  • Una chupa y un tetero lleno.
  • Los medicamentos necesitados por el menor.
  • Ropa cómoda para el niño y para su responsable.
  • Recuerda las restricciones de peso que tiene el equipaje de mano.

Para que el primer viaje del niño no represente una situación de estrés, vale la pena conversar antes acerca del vuelo. Es recomendable también llegar más temprano de lo recomendado al aeropuerto para que el niño pueda acostumbrarse al ambiente en general.

Si tu hijo fuera a viajar solo, explícale cómo se realiza el proceso del check-in y el vuelo en sí. Asegúrate de que el niño o adolescente esté consciente de la importancia que tiene seguir las instrucciones de los funcionarios correspondientes a la aerolínea, igual que las de la tripulación a bordo.

El asiento en el avión

Los niños o adolescentes no podrán viajar al lado de las salidas de emergencia, sobre las alas o al final de la cabina. Estos lugares sólo pueden ser ocupados por pasajeros adultos que estén físicamente aptos para responder ante cualquier eventualidad y ayudar a la tripulación en situaciones de emergencia. Esto aplica también para los acompañantes de los niños y para las familias grandes.

En los aviones grandes se encuentran asientos tipo “bulkhead”. Estos son asientos que en frente cuentan con una “pared” o cortina que separa las diversas secciones de la aeronave. Estos asientos cuentan con más espacio para las piernas y para el equipaje de mano. En la pared, además, pueden ser instaladas cunas especiales, en las cuales pueden descansar los bebés durante el vuelo. En los aviones de las aerolíneas de bajo costo, lastimosamente, este tipo de beneficios no se encuentran disponibles.

Un bebé en el avión

Todas las aerolínas permiten los viajes con bebés. Éste viaja en brazos de la persona responsable. En el caso de las compañías aéreas reguales y algunas de bajo costo, existe la posiblidad de comprar un asiento para el bebé, en el cual puede colocarse una silla especial para coches. Las compañías aéreas no siempre proporcionan estas sillas, y si lo hacen, su número es limitado y sólo son emitidas bajo pedido. Si no estás seguro de la compatibilidad de tu coche con las exigencias de la compañía, lo mejor es ponerse en contacto con esta y pedir información detallada al respecto.

En el transporte civil existe la regla de permitir el ingresso de las personas com bebés al principio del abordaje. Esta regla es aplicada también por la mayoría de las aerolíneas.

¡Recuerda!

Los bebés que no tengan más de siete días de nacidos no pueden viajar en avión. Sus sistemas respiratorio y circulatorio aún no están lo suficientemente desarrollados para ello.

Para saber más sobre el transporte de coches para bebé, haz click aqui.

Menores viajando solos

Los padres o responsables de los niños que viajan solos deben llenar un formulario que reciben durante el check-in. El formulario contiene una declaración de transporte del infante por las aerolíneas y la autorización para recoger al niño por una persona designada en el aeropuerto de destino.

Una persona especialmente designada para ello, cuidará del niño desde el check-in hasta el momento en que la entrega directamente a la persona determinada para recibirlo. Si el vuelo tuviera escalas, el niño esperaría el siguiente vuelo en las salas de transferencia especiales de los aeropuertos. En esta sala de espera, los niños tienen acceso a juegos de mesa, juguetes, música y programas de televisión.

  • Liberia
    Salida desde San Juan
    A partir de: 442 USD
    Santo Domingo
    Salida desde San Juan
    A partir de: 142 USD

Un niño que viaja bajo los cuidados de los funcionários de la aeronave debe tener como mínimo 4 o 5 años de edad, dependiendo de la aerolínea encargada. En algunos vuelos, el límite de edad para que los niños puedan viajar solos es incluso mayor.

Los reglamentos de cada aerolínea determinan si un niño puede viajar solo, sin la supervisión de un adulto.

Las empresas de transporte aéreo son las encargadas de definir la edad mínima individualmente. Por eso, antes de comprar el pasaje, asegúrate de que el niño esté autorizado para viajar solo.

Debes informar a los funcionarios del vuelo, con antelación, que el niño estará viajando solo. Para eso sólo debes ponerte en contacto con la compañía aérea. Durante la reserva del servicio adicional de cuidado, será necesario el documento de identidad del menor (sea su número de pasaporte o tarjeta de identidad). Ten en cuenta que existe un impuesto a los menores que viajan sin compañía hasta de $100.000 por trayecto y por niño, que será cobrada por la compañía aérea (tasa de acompañamiento).

El número de niños sin acompañante que pueden viajar en un mismo vuelo es limitado, por lo cual, las compañías aéreas podrían rechazar tu reserva. Si el pasaje con servicio de cuidado extra fue reservado para un menor, verifica que éste esté preparado para el viaje:

- Teniendo un pasaporte o tarjeta de identidad válida.

- Teniendo una copia impresa de la confirmación de reserva.

- Teniendo la visa al día (de ser necesaria).

- Teniendo la autorización de los responsables.

Una idea extra que debes considerar, independientemente de la edad del menor, es comprar un seguro de viaje adecuado para él. Existe un reglamento especial para que los menores puedan viajar solos en un avión. Lo mismo aplica en el caso de los bebés. 

Los consejos y sugerencias en el articulo y artículos relacionados son auxiliares para propósitos de información y no deberían considerarse como base para ningún reclamo contra eDestinos.com.pr

¿Interesante, pero deseas más información?
Gracias por tu ayuda

Tu comentario nos ayudará a crear artículos mejores y más relevantes

Tu sugerencia no pudo ser enviada, por favor intenta más tarde

Enviar de nuevo Intenta más tarde